La rehabilitación térmica de una fachada: La fachada ventilada

La rehabilitación térmica de una fachada: La fachada ventilada
13 agosto, 2019Grupo Garmat
Fachada ventilada

¿Por qué nos debería preocupar la rehabilitación térmica de un inmueble? Se trata de una alternativa muy interesante que tenemos para poder reducir el consumo energético y las emisiones de CO2. En este sentido, la fachada ventilada se convierte en una opción muy a tener en cuenta por sus grandes ventajas.

Lo primero de todo, es importante saber que una rehabilitación térmica se pueden obtener ahorros de entre el 25 y el 30% de energía utilizada en calefacción y refrigeración. Se trata, sin lugar a dudas, del principal beneficio de esta alternativa constructiva.

En este sentido, por ejemplo, la instalación de una fachada ventilada permitirá una reducción de la demanda de calefacción. ¿Puedes imaginarte lo importante que es esto en zonas climáticas frías o en viviendas orientadas al norte? En el caso contrario, en zonas cálidas o en hogares con orientación al sur, se conseguirá reducir la dependencia a los sistemas de refrigeración.

Actualmente, todas las administraciones públicas ofrecen ayudas para mejorar la certificación energética de los inmuebles. Entre todas las actuaciones que pueden emprenderse, la colocación de fachadas ventiladas es una de las más eficaces.

Descubre el sistema de fachada ventilada

Se puede decir que esta alternativa está formada por un aislamiento rígido (o semirrígido) y una hoja de protección, que puede estar formada por vidrios, bandejas o composite, por nombrar algunos de los más habituales. Estos dos elementos están separados, formando una cámara en su interior por la que circula el aire por simple convección.

Algunas de las grandes ventajas de las fachadas ventiladas son la eliminación de puentes térmicos, la notable mejoría estética y rejuvenecimiento de las fachadas o el mínimo mantenimiento que requiere.

Gracias a nuestra experiencia en este campo, desde Grupo Garmat podemos contarte que los beneficios de esta opción no se quedan ahí. Las fachadas ventiladas también son una solución que evitará tener que realizar trabajos en el interior, pudiendo ser instaladas con la mínima molestia para los vecinos y propietarios.

Además, y para terminar, no podíamos olvidarnos que no reduce el aislamiento útil de las viviendas, ayuda a mejorar también el aislamiento térmico, ofrece una mayor protección estructural y ayuda a eliminar cualquier problema de salubridad interior.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies