Descubre las fachadas ventiladas

Descubre las fachadas ventiladas
22 marzo, 2019Grupo Garmat
Fachadas ventiladas

Desde Grupo Garmat seguimos presentando diferentes sistemas constructivos que pueden ayudar y mejorar de manera significativa cualquier inmueble. En esta ocasión, vamos a tratar de explicar de manera sencilla en qué consisten las fachadas ventiladas.

Estamos ante una alternativa que ha conseguido una gran aceptación en los años recientes entre arquitectos y constructores. Sus características son de alguna forma similares a las del sistema SATE, aunque cuenta con particularidades propias que diferencian a ambos sistemas.

Lo cierto es que las fachadas ventiladas ofrecen una elevada calidad, numerosas posibilidades estéticas y grandes ventajas en aspectos tan importantes como el aislamiento térmico y acústico de cualquier edificio.

¿De qué constan las fachadas ventiladas?

Como grandes especialistas en este campo, desde Grupo Garmat podemos contaros que existen tres principales componentes dentro de esta clase de sistemas constructivos:

  • Muro soporte
  • Capa de aislamiento anclado o proyectado sobre el anterior
  • Un revestimiento anclado a la estructura del inmueble

Con estos tres componentes, las fachadas ventiladas conseguirán crear una cámara de aire entre el aislante y el revestimiento. De esta manera, se consigue el llamado “efecto chimenea” y que permite una ventilación natural. La principal consecuencia es que el aislamiento se mantiene seco y eficaz, repercutiendo en un gran ahorro en el consumo energético del edificio.

¿Sabías que este sistema constructivo está considerado actualmente como el más eficaz para solucionar problemas de aislamiento? No en vano, las fachadas ventiladas consiguen eliminar los puentes térmicos y los consecuentes inconvenientes de condensación.

Descubre las fachadas ventiladas

Clases de fachadas ventiladas

Existen varios tipos de fachadas, dependiendo de los materiales utilizados, por las texturas, por las zonas dentro de una misma fachada… Así, a modo de guía básica, según el material utilizado (principal clasificación), podríamos hablar de:

  • Fachadas de cerámica: A su vez, pueden ser de terracota y gres o porcelánico, un componente que ofrece mayor resistencia
  • Fachadas de piedra: Mármol, pizarra, granito…
  • Fachadas metálicas: Aluminio, zinc…
  • Fachadas de materiales compuestos: Como por ejemplo polímeros, plásticos, maderas…
  • Fachadas de cristal
  • Fachadas de madera

Os dejamos un par de fotografías de una intervención realizada por Grupo Garmat con la formación de una fachada ventilada de gres porcelánico a formatos múltiples y a medida. Casi 8.000 piezas diseñadas y cortadas una a una y que consiguieron una reducción del consumo energético del más del 30%.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies